Hoja de ruta del autoconsumo

La hoja de ruta del autoconsumo

El Ministerio para la Transición Ecológica ha abierto a audiencia pública la Hoja de Ruta del Autoconsumo con la que busca alcanzar los 9.000 megavatios (MW) de potencia instalada en 2030.

Esa hoja de ruta, enmarcada en el Pniec, busca identificar los retos y las oportunidades del autoconsumo para asegurar su despliegue masivo en España. Además, aspira a eliminar las barreras existentes para su implantación y fomentar su desarrollo en todos los sectores productivos. Por otro lado, también persigue la mejora de la competitividad industrial.

Como ha comunicado el departamento dirigido por Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno, la mayor potencia le correspondería al sector comercial. Tras este, le seguiría el residencial y, después, el industrial.

Según declaraciones de la ministra, esta hoja de ruta del autoconsumo «permitirá el despliegue masivo del autoconsumo, eliminar barreras y fomentar su aplicación en todos los sectores productivos, a la par que se desarrolla la cadena de valor y generación de empleo». Además, añadió que «estamos avanzando de forma importante en facilitar el crecimiento exponencial de las renovables» también en programas específicos.

La ministra ha señalado que «queremos que esto sea una aventura no solamente energética, sino también industrial y con una alta participación social». Ha destacado, también, que ven una respuesta sumamente interesante. Esto, como apunta, «nos permite pensar en futuro brillante para nuestro país desde un punto de vista energético y renovable».

Más de 30 medidas en la hoja de ruta del autoconsumo

Este documento recoge más de 30 medidas para impulsar el autoconsumo. Entre ellas, la sensibilización y formación para profesionales o el impulso del autoconsumo colectivo y las comunidades energéticas.

Las primeras líneas de ayuda con cargo al Plan de Recuperación en materia de energías renovables están enfocadas específicamente a autoconsumo y almacenamiento. Concretamente, se concederán más de  660 millones de euros, ampliables a 1.320 millones, en ayudas para instalaciones de autoconsumo, almacenamiento detrás del contador y climatización con energías renovables.

Con ello se espera incorporar, al menos, 1.850 MW de generación renovable, así como se estima un crecimiento del PIB de 1,7 millones de euros por cada millón de ayuda. Por otro lado, se prevé una reducción de las emisiones de CO₂ de más de un millón de toneladas al año.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *